• Ahora tendrás la oportunidad de ingresar a nuestro foro privado y contar con mayor información, por favor lee las bases AQUÍ.

Hentay a mitad de marzo

Registrado3/9/18

Tabla:

Nivel de empote: no aplica
Llamada: 7, deja todo claro, y siempre calentona
Ambiente: esta vez no aplica
Higiene: 7
Atención: 7
Cara: 7
Besos: 7
Tetas: 7
Cuerpo: 7
Poto: 7
Oral: 7
Vagina: 7
Movimientos pélvicos: 7
Anal: esta vez no aplica
Gemidos: 7
Precio: el acordado
Duración: el tiempo acordado, quizá nos pasamos un poco

Relato:

Hace un par de días Hentay me habla por tenerla un poco olvidada, entonces mi solución es verla, coordinamos para el día siguiente, me pide que antes le transfiera lo acordado, no me hago problema porque nos conocemos bien y el siguiente día, impaciente y sintiéndome algo importante por mi reserva, parto a buscarla, iríamos a un motel, prefiero el motel, así Hentay se descuida de dejar su departamento mojado.
La espero abajo del edificio y la veo salir, se ve tan linda con su ropa casual, nadie imaginaría lo pervertida que es, a mí se me para solo de imaginar lo que haríamos, me saluda con un largo beso con lengua, y siento que corrimos hacia el taxi que nos llevaría al mismo motel donde nos conocimos. Ella me ha contado y he leído que es un tanto agresiva en la cama, por decirlo así, incluso hay quienes se sienten intimidados, la he oído aclarar sus servicios por teléfono diciendo que no es sumisa, que ella cachetea, rasguña y muerde, sin embargo conmigo no es así, se lo agradezco y mi pareja también, así no me pilla, entonces soy el encargado de aportar el toque masoquista que le gusta a Hentay, ya en la pieza del motel cierro la puerta tras de mí, con una mano le agarro el poto y la acerco para que sienta como me tiene, con la otra mano, poseído por la calentura, la aprieto del cuello no muy suavemente y le devoro la boca como si la vida dependiera de eso, me detengo un poco para mirarla y saber si está bien, sonrojada y con su sola mirada de caliente me lo confirma y me pide que siga, nos desvestimos mutuamente, me amamanta un poco y antes de seguir, paramos para bañarnos, yo primero. Espero sentado al pie de la cama, se abre la puerta del baño, me levanto, tomo fuerte su mano y la pongo en cuatro en la cama, vuela la toalla, langüeteo su ano, lo penetro con la lengua, me encanta su sabor un tanto amargo, a veces estoy en mi casa haciendo nada y recuerdo ese sabor; qué mejor que sentirlo de verdad, lo beso, ella gime, empiezo a tocarle la vagina con los dedos, de lo húmeda le entran dos dedos, mientras continúo saboreando su ano.
Al rato se levanta y dice que me toca, pero no me canso de sus agujeros, nos envolvimos en un sesenta y nueve hasta que se nos acalambraron las lenguas, bebí su líquido como si fuera agua, chupadas de testículos, harta saliva y garganta de parte de ella, de vez en cuando me chupaba el glande como si estuviera mamando leche, le gusta hacer sexo oral a Hentay, me pone un condón y vuelvo a ponerla en cuatro al borde de la cama, le entra toda hasta el empujarle el tope, sigue gimiendo, con un pulgar acaricio su ano mientras me lamento de no entrar ahí esta vez, la acuesto de guata sin sacarle el pene de adentro, y prosigo penetrándola así, es como si llegara todavía más profundo, empiezo a sentir mojadas mis piernas, me detengo a ver, la parte de la cama donde quedaba su vagina estaba empapada, al medio de lo húmedo había una posa, nos acomodados en una parte seca y hacemos misionero, pone una pierna sobre mi hombro y al rato pone las dos, es un deleite ver sus ojos blancos en esta posición y cómo saca la lengua, se la chupo cada vez que lo hace, me nota cansado, cambiamos, ahora ella arriba, se mueve rápido y fuerte, lo mejor es que estando ella arriba se corre cada un minuto y a chorros, chorros arriba de uno, tibios, perfectos para el invierno, poniendo atención se puede escuchar el sonido de su eyaculación posterior a un gemido acompañado de ojos blancos (ptshhk). Descansado, rejuvenecido por su líquido, vuelvo a posicionarme arriba esta vez con la intención de acabar, en alguna ocasión nos disfrutaremos por cinco horas o más, palabras de ella, pero esta vez no es, así que me apresuro hacia mi final. Ya relajados nos tiramos a la cama a regalonear y a conversar de la vida, a medida que conversamos nos abrazamos cada vez más, lenta y tímidamente, hasta tener esa confianza de "regalonear" pero en serio, estuvimos cerca de una hora revolviéndonos en abrazos por la cama conversando sobre muchas cosas, siempre aprecio sus consejos de pareja. Nos bañamos de nuevo y nos vamos, separando nuestros caminos, ella hacia el sur y yo hacia el norte de esta inmunda ciudad.
 
Última edición por un moderador:
Hentay
Escort
Registrado1/2/16
Ya Mis lindos disponible full-time agenda ya ahorita sólo vía WhatsApp y estoy cada metro irarrazabal cerca de vicuña mackenna ya tengo departamento mis amores así que ya me llames ya ven y los voy atender con mucho cariño mucha calentura
 
Arriba