• Ahora tendrás la oportunidad de ingresar a nuestro foro privado y contar con mayor información, por favor lee las bases AQUÍ.

Carta a Fabbiana Under - Pasión sin límites

Big Boss
VIP Member
Registrado13/1/19


Querida Fabbiana, a través de estas líneas quiero recordar nuestro último encuentro. Fue algo muy especial ya desde que hablamos el cual empecé a disfrutar desde el momento en que me dijiste te pondrías muy bella para mí.

Aún recuerdo cuando abriste la puerta, estabas al fin frente a mí, intimidándome con esos grandes ojos café, esos labios deliciosos, adornados de ese labial que me gusta, cabello rubio que cae como una cascada sobre tus pechos. Todo lo anterior solo hacia resaltar aún más esa lencería negra con transparencias, al rato descubrí ese detalle juguetón de la parte de abajo del conjunto. En ese momento eras la protagonista de una espectacular fantasía erótica que estaba justo frente a mí, por mí y para mí.

Al ya estar en tu departamento, algo pasó entre nosotros, el deseo de nuestros cuerpos por encontrarse fue una energía que se apoderó de todos nuestros sentidos, fue imposible dejar de besarnos muy por el contrario, a cada segundo la intensidad subía, nuestras lenguas disfrutaban su reencuentro, nos mordimos, nos apretamos, no paramos de rozarnos sin despegar nuestras bocas jamás. Que rica sensación fue sentir tu humedad en ese momento y saber que el deseo también se había apoderado de ti. Al mismo tiempo tus manos me recorrían comprobando lo obvio, yo estaba listo para tí.

El camino hacia la cama fue rápido, el hecho de venir recién duchado permitió no detener el momento, así que desesperadamente empezamos a desvestirnos y despojarnos de todo lo que se interponía para estar como deseábamos, necesitábamos sentir nuestros cuerpos juntos, piel contra piel, como diría Arjona, tú me querías dentro y yo no quería estar fuera de ti. Con qué rapidez me pusiste aquella protección de látex para que nos entregáramos al placer y al movimiento endemoniadamente lujurioso de nuestros cuerpos, cada no haciendo el máximo esfuerzo por entregarnos el máximo de placer.

Agradezco hayas sido tú la primera en llegar al éxtasis y así tener tiempo de abrazarnos un rato y solo con el sonido de nuestras respiraciones agitadas disfrutar ese momento. Ahora sí necesitaba una ducha para refrescarme mientras tú preparabas las copas para disfrutar un frio espumante tan necesario en ese momento.

La fría ducha no apagó mi deseo, menos al salir y verte con esa bata roja cubriendo tu hermoso cuerpo, esos pechos que escapaban de esa tela, tus piernas que se veían largas con un tapado tan corto, Solo el verte fue suficiente para sentir nuevamente mi cuerpo listo para ti. Recuerdo que brindamos por tu belleza, y por mi suerte de estar contigo.

Nuestro encuentro que había comenzado de la mejor manera y deseaba fuera mejor aún, luego de brindar no pude resistirme a recorrer cada centímetro de tu cuerpo, mi lengua no aguantaba las ganas de volver a sentir tu sabor y disfrutar tus lugares más íntimos. Solo tú sabes cuánto rato estuve en esta tarea, el tiempo que mi boca y lengua disfrutaron tus piernas, muslos, luego sentir como tus pezones endurecidos agradecían con placer cada roce fue el pase de entrada para ir como una abeja en busca del néctar de tu flor. En ese lugar perdí la noción del tiempo sintiendo en mi boca como tu respondías al placer recibido, a ratos querías arrancar de mi boca, y alejarte de las caricias de mi lengua, entre quejidos te afirmaba para que te quedarás y siguieras sintiendo. (No lo niegues, tampoco oponías mucha resistencia, ya que pronto te entregabas nuevamente a seguir sintiendo). Fabbiana, fueron tus largos suspiros, tus quejidos y el temblor de tus piernas quienes avisaron que perdiste el control de la situación, luego el néctar derramado durante largos segundos acompañados de tus espasmos mientras apretabas mi cabeza para no alejarme de tu zona de placer fueron la prueba de tu rico orgasmo.

Con los ojos brillantes como una niña agradece un regalo de cumpleaños, y tu rostro enrojecido aún te acercaste como una gata en celo decidida a recompensarme por el placer recibido empezaste besando mi cuello, mi pecho hasta llegar al lugar donde se concentra el placer, me regalaste un oral exquisito, profundo, sentir como tu lengua acariciaba toda esa zona y ver como se movían tus pechos con ese movimiento que hacías era un espectáculo verte mirándome para tener la seguridad de que estaba gozando con tus atenciones y ver que cuanto más veías que disfrutaba, más dedicación y pasión ponías en tu misión hicieron que estuviera a segundos de dejarme caer al abismo del placer, solo que ese no era el lugar donde quería rendirme.

Me acomodé besándote agradecido de todo lo que me estabas entregando. Sentirte sobre mí fue solo el principio del fin. A los pocos segundos nuestros cuerpos unidos nuevamente moviéndose al mismo ritmo, ambos buscando el placer del otro mientras tú no te soltabas de mi cuello y yo te acercaba a mí abrazándote por la espalda. Comenzamos a morir. Juntos vimos el cielo sin detener nuestros movimientos los que se iban haciendo cada vez más lentos, te entregaste rendida sobre mi pecho y yo te recibí con un abrazo apretado. Yo no quería que esto acabara, te quería así para siempre descansando sobre mí, recibiendo mis caricias en tu pelo y yo tus besos en mi cuello. Me es imposible acercarme a describir lo que pasó, es algo que solo nuestras mentes y cuerpos pueden recordar, no es algo que se pueda explicar, solo se puede sentir.

Lentamente comenzamos el regreso de este pequeño viaje al paraíso, nos dimos una ducha refrescante, acabamos el espumante en el balcón, abrazados y besándonos. Vimos la hora y nos dimos cuenta que había llegado el momento que no queríamos, tus obligaciones y las mías nos hicieron despedirnos por ahora, pero con el deseo de no hacerlo y como siempre deseando volver a encontrarnos, y la oportunidad quedó marcada para el sábado, pero en otro lugar para buscar un nuevo ambiente y otras sensaciones.

Fabbiana, espero nadie lea esta carta, en la intimidad te he dicho que eres una mujer especial en todo. Puedes ser la amiga, novia, amante, esposa, eres la fantasía perfecta, además de tu cuerpo exquisito y esos besos que pueden volver loco a cualquier hombre. No quiero detallar la tremenda mujer que eres en la cama y cuanta sensualidad, erotismo y entrega acompaña cada encuentro contigo. Mientras escribo no puedo evitar no volver a desearte.

Te copio como sería mi tabla de calificación para ti.

La Tabla:
Nivel de Empote: 99,9% Cada vez que la veo voy a zona de peligro
Llamada: A estas alturas muy cariñosos mensajitos para saber de nosotros.
Ambiente Agradable Siempre todo limpio y ordenado.
Higiene Excelente. Preocupación total
Atención: A estas alturas no es atención es dejarnos llevar, pero si no hubiera sido por su excelente trato no estaríamos en este nivel.
Cara: Es bonita, me encantan sus labios sobre todo pintados y brillosos. se hacen irresistibles.
Besos: Muy ricos... con todo y apasionados (Deben ganarselos).
Lolas: Naturales, medianas, no esperen algo descomunal.
Cuerpo: Un cuerpo normal, lindas piernas y cola, de mujer preocupada por su cuerpo.
Cola: Normal, rica de tocar apretar y mirar.
Oral: Muy rico, para mi ella es quien me da el mejor oral, además que acordamos S/C (Dependerá de la higiene + un adicional)
Flor: Siempre la disfruto. Nunca olores extraños o descuido en su depilación.
Pélvicos: En todas las posiciones se mueve muy bien, y cuando lo esta gozando es una fiera.
Anal: N/A. No está dentro de mis prioridades, sí algún día se da, no me negaría. Pero no he preguntado si lo hace.
Precio: Excelente relación precio calidad. Siempre siento que salgo ganando.
Tiempo: Nunca nos ha preocupado, relajado sin abusar.

Atento a sus comentarios,



Big Boss
 
Última edición:
Big Boss
VIP Member
Registrado13/1/19
Fabbiana ¿Usted le compartió a alguien la carta que le escribí? ¡No entiendo que hace acá!
 
Fabbiana
Member
Registrado6/3/19
Gracias mi amor, por relatar una de las mejores experiencias. la pasó cada vez mejor en cada uno de nuestros encuentros. El encuentro del sábado estuvo mejor aún ya que salimos de la rutina. un beso grande y te espero ansiosa...
 
Big Boss
VIP Member
Registrado13/1/19
Gracias mi amor, por relatar una de las mejores experiencias. la pasó cada vez mejor en cada uno de nuestros encuentros. El encuentro del sábado estuvo mejor aún ya que salimos de la rutina. un beso grande y te espero ansiosa...
Cada encuentro contigo es una experiencia que supera la anterior. Besos amor
 
Kanibalin
Member
Registrado17/8/15
Que empotrado esta estimado. Quizá visite a Fabbiana, pero las Brazileñas me encantan por que son muy sensuales en la cama. Me haz hecho dudar y veremos que decido.
 
Pepe.rossi
Member
Registrado27/3/19
Estuve a punto de ir con ella, tendré que visitarla algún día...... Saludos
 
Arriba