La tablita:

Nivel de Empote: 100% después de mi primer encuentro con ella, creo que me enamoré (una vez más jejeje).

Contacto: 7,0.- WhatsApp principalmente, datos precisos.

Ambiente: 7,0.- ella se preocupó de cada uno de los detalles que ambientaban el departamento. Cómodo y con una vista de noche maravillosa, el escenario perfecto para caer en el pecado.

Higiene: 7,0.- pulcritud garantizada en todo sentido, todo brillaba esa noche.

Atención: 7,0.- totalmente personalizada, pensó en la comida que tendría, el bebestible, la música, etc., etc., etc. Quedé impresionado con todo lo ofrecido.

Cara: con lo que diga quedo corto, como dice el título de la XP es, verdaderamente, un ángel en la tierra.

Besos: era un recurso que utilizaba en forma precisa (para disfrutar al 100% vayan con buena higiene).

Lolas: muy generosas, delicadas y sensibles.

Cuerpo: escultural.

Cola: si no lo veo no lo creo, un deleite para todos los que hemos podido compartir con esta dama.

Oral: con delicadeza, pero no por eso menos intenso.

Florcita: un regalo que nunca pensé que disfrutaría en mi vida.

Pélvicos: dependiendo del momento que se daba, a ratos suaves y a ratos intensos.

Anal: N/A.

Precio: cobro sorteo.

Duración: el tiempo acordado.

Nota Final: a ver señores, me es particularmente difícil resumir lo vivido con esta dama. Se ha escrito tanto sobre ella, tantos comentarios excelentes que hablaban de una diosa, una mujer maravillosa, que te deja sin palabras y todo eso que quise salir de dudas y yo vivir la experiencia en carne propia y creo que puedo añadir una adjetivo más la larga lista, ella es verdaderamente ÁNGEL en la tierra.

El relato:

Estimados colegas de profesión, ya la suerte era demasiada y tenía la casilla llena de mensajes de la Srta. Lily confirmándome que ganaba un sorteo tras otro y el último, la guinda de la torta, no podía ser otro que el sorteo de la hermosísima Sharoll.

Coordino con ella el día y una hora por la tarde/noche…durante la mañana salí a trotar 30 min. tomé un desayuno balanceado, harto líquido, pilates, flores de bach, oración, lo que fuera que me ayudara para mantenerme en pie al momento de verla.

Llego puntual al edificio y recibo el Ok para subir y ver con mis propios ojos si tanta maravilla era real… y si es real Sharoll !!!, es hermosísima y con un cuerpo espectacular. Me recibe con unos jeans, tacos y una camisa a cuadros amarrada justo por debajo de sus senos, pelo suelto y un rostro que iluminaba todo el departamento. De inmediato entramos en confianza los dos, es que tengo particularmente lazos y conexiones con el país cafetero que me permiten entablar buena onda con ellas, es una dama con muchos temas de conversación y con una actitud súper positiva que te mantiene atento a lo que dice o hace en todo momento. Había comprado un delicioso queso que degustamos con galletitas junto con una selección de jamones, además de un espumante que sirvió para celebrar la racha ganadora que tuve esa semana. La música de fondo y la maravillosa vista de Santiago completó un cuadro perfecto para aquella cita que está entre las mejores que he tenido.

Entro y salgo de la ducha y ella hace lo propio. Mientras la espero envuelto en la toalla y acabo el último resto de espumante que nos quedaba, la espera era eterna…siento que la ducha se apaga y comienza la cuenta regresiva para mí, cuando se abre la puerta del baño aparece Sharoll y ohhhhhh se pasoooo fueron 20 segundos que quede helado contemplándola, vestía un traje enterito intercalado rojo y una lencería oscura súper sexy la cual tenía un detallito especialmente pensado para la ocasión, el colaless tenía en la parte delantera un coqueto beso bordado. Hubo muy buena comunicación y complicidad entre ambos, ahí perdí la noción del tiempo y del espacio, jugamos un buen rato con unos dados en cuyas caras tenían distintas penitencias (beso, masajes, lamer, mordisco, etc.), nos besamos sobre el sillón y ella me sorprendía a cada instante con ideas que iban aflorando en el momento. Practicamos varias posiciones y en distintos lugares de la sala… nos faltó sólo el balcón, pero a esa hora el frío lo impedía. Lo que yo pedía, ella lo satisfacía y con la mejor de las actitudes.

Pasamos a la habitación y ahí apareció su lado más salvaje, los besos, caricias y abrazos aparecieron por doquier, atención excelente, ella siempre preocupada de que yo lo pasara bien y a cada momento me miraba asegurándose de que yo disfrutara.

Después tendidos en la cama, continuamos con la conversación abrazados y ella muy cariñosa siempre conmigo, yo como todo un caballero solicito la ducha para no abusar del tiempo de Sharoll, que por lo que pude comprobar es súper acotado, ya que ella hace mil y una cosas. Ya vestido de traje nuevamente, intercambiamos las últimas palabras y le deseo lo mejor en su viaje a tierras colombianas, me deja en la puerta y me despide con cariñoso abrazos y besos.

Gracias Sharoll por la inolvidable experiencia que me dejaste vivir a tu lado, eres una mujer adictiva y con un cuerpo de otro mundo.

Saludos
Chilombiano